Aromaterapia

Encuentra tu equilibrio anímico

La aromaterapia es un tipo de terapia y una de las ramas de la medicina alternativa, que se vale de la utilización de aceites esenciales de determinadas plantas para tratar afecciones tanto físicas como anímicas. Estos aceites esenciales tienen un alto valor terapéutico y su composición química es bastante variada.

Aromaterapia Extraídos de diferentes partes de la planta, estos aceites son muy escasos en cada ejemplar y para obtenerlos se requieren gran cantidad de plantas. El tratamiento consiste en la inhalación o aplicación directa de estos aceites. Para conseguirlos se realiza sobre la planta una destilación al vapor, esto quiere decir que se somete a la planta a la acción del vapor que va recogiendo los componentes de la planta; y posteriormente el vapor es recolectado y mezclado con alcohol, aceite de almendras o de soja que le servirá de base.

Aceites esenciales

La composición de los aceites esenciales comprende acetonas, ácidos, fenoles, aldehídos, éteres y terpenos. Los aceites también pueden obtenerse mediante el prensado en frío de las plantas. Una de las propiedades de los aceites esenciales es su poderosa capacidad antiséptica y de efecto casi inmediato debido a que penetran rápidamente en las capas de la piel. Constituyen además un excelente revitalizador del organismo y regulador emocional y físico.

Las propiedades se conservan por largos espacios de tiempo si son conservados en recipientes adecuados y protegidos de la luz. Los aceites esenciales pueden utilizarse mediante inhalación de aromas, a través de ambientadores, lo que permite su uso diario. En ese caso se aconseja aumentar la ingesta de agua. También pueden utilizarse como tópicos para masajes, compresas y baños. En este caso no es necesario hacerlo diariamente y ante una mejoría se debe reducir el uso. Lo más aconsejables es tomar un descanso de 48 horas cada 8 o 10 días de tratamiento. Los baños pueden realizarse hasta 3 veces por semana y luego reducirlos cuando se advierta una mejoría.

Otra de las interesantes propiedades de los aceites esenciales es activar la producción de hormonas del organismo, activando además el metabolismo. Actúan sobre el sistema nervioso y puede incluso modificar sentimientos o sensaciones. Al hacer uso de los aceites esenciales en cualquiera de sus formas o terapias, se produce -como consecuencia de los aromas- un movimiento vibratorio molecular que es transmitido a los centros nerviosos relacionados con la intuición, la memoria y las emociones. Los tratamientos con aceites esenciales deben realizarse con precaución en personas de piel sensible.

| |

Más información sobre:
, .

Comentarios de los lectores

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.