Masoterapia

La mesoterapia actúa previniendo algunas enfermedades mediante masajes. Los masajes suelen ser utilizados sobre un punto específico o zona más amplia, para causar algún determinado efecto. Los masajes consisten en la aplicación de una fuerza mecánica sobre la superficie corporal, ya sea músculo, tendón, o ligamento. Mediante la oxigenación de los músculos y órganos se estimula la circulación, tanto linfática como sanguínea, provocando un efecto relajante y disminuyendo la tensión, lo que acarrea la sensación de bienestar y el mejor funcionamiento de los órganos. Este tipo de terapia es especialmente aconsejada después de algún ejercicio que demande mucha actividad física, y en aquellos casos es los cuales aún después de haber dormido toda la noche, se despiertan con sensación de cansancio, lo que ocurre debido a que muchas veces los músculos permanecen tensos durante el sueño.

Magnetoterapia

La magnetoterapia consiste en la aplicación de campos magnéticos para el tratamiento de ciertas afecciones, remontándose su origen al año 1952. En determinados casos se utilizan corrientes de alta frecuencia, en tanto que en otros se han utilizado bajas frecuencias , además de la utilización en ocasiones, de campos continuos. La magnetoterapia es principalmente utilizada para el tratamiento de inflamaciones y dolores musculares. En el área de la medicina es casi infaltable luego de la cirugía estética, actuando como potente antinflamatorio en edemas y hematomas y colaborando en el proceso de recuperación. Se demuestra una visible eficacia ante sus resultados metabólicos, celulares y tisulares y es además muy utilizado en tratamientos anticelulíticos y de carácter motor.

Fisioterapia

La fisioterapia consiste en el tratamiento terapéutico realizado del calor, el agua, la luz, masajes y electricidad. Las técnicas que pueden utilizarse son variadas, como por ejemplo la quinesioterapia, la masoterapia, las terapias por radiaciones luminosas, la terapia manual articulada, la electroterapia, ultrasonoterapia, hidroterapia, termoterapia, entre muchas otras. Además son utilizadas para realizar diferentes tipos de exámenes como la determinación de valores de alguna afección inhibitoria o fuerza muscular o determinar diferentes tipos de problemas médicos, pruebas de desarrollo, funcionales, planificación de tareas, etc.

Electroterapia

La electroterapia es una rama de la fisioterapia que se encarga de estimular diferentes puntos del cuerpo mediante electricidad, con fines terapéuticos. Está especialmente contraindicado este tipo de tratamiento en aquellas personas que poseen en el organismo placas metálicas, marcapasos o tornillos, o afectadas de fiebre, tumores. Tampoco se aconseja su utilización en embarazadas y en quienes estén llevando a cabo tratamientos con anticoagulantes o antinflamatorios. Los tipos de corriente son:

Fangoterapia

La fangoterapia es un tipo de terapia que se basa en la utilización de arcilla o barro con fines terapéuticos. Ambos elementos constituyen una enorme fuente de energía gracias a las gran cantidad de sales minerales que aporta al organismo. El mayor beneficio que proporciona la Fangoterapia, es la activación de la circulación sanguínea, evitar la retención de líquidos y coadyuvar a la eliminación de toxinas del organismo, las que son absorbidas y expulsadas a través del barro.

Hidropinoterapia

La hidropinoterapia consiste en la ingestión de aguas minero medicinales con fines terapéuticos. Los efectos son variados como variados son los tipos de aguas existentes. El alto componente mineral de las mismas permiten al organismo mejorar sus diferentes funciones, así por ejemplo, el yodo, hierro, azufre, magnesio, etc.

Kinesiterapia, Kinesioterapia o Quinesioterapia

La Kinesiterapia, Kinesioterapia o Quinesioterapia, constituye uno de los más importantes tratamientos dentro de lo que es la terapia de rehabilitación y tiene por finalidad mitigar el dolor a través de la relajación, tonificar los músculos y brindar mayor elasticidad a ciertas estructuras fibrosas o retraídas. Las técnicas son variadas y muchas de ellas son específicas para determinadas enfermedades. Así, pueden clasificarse, conforme al movimiento realizado en:

Ultrasonoterapia

La ultrasonoterapia es una terapia que consiste en la aplicación de vibraciones sonoras con frecuencias superiores a los 20.000 Hz. con fines terapéuticos. El sonido se compone de una serie de compresiones, vibraciones mecánicas a través de la cual se propaga mediante movimientos ondulatorios. Su efecto sobre el cuerpo humano es por un lado, térmico y, por el otro, mecánico.

Terapia con piedras

Los masajes con piedras calientes y frías directamente sobre la piel, constituyen una de las últimas tendencias en materia de salud y tienen efectos relajantes, analgésicos, revitalizantes y ayudan a recuperar el sueño además de oxigenar la piel y otorgarle mayor luminosidad.

Talasoterapia

La talasoterapia es una terapia que se vale de los poderes benéficos del mar en general y no sólo del agua, con fines terapéuticos y para tratamientos estéticos y de relajación. Esta terapia se remonta a antiguas épocas cuando Hipócrates, padre de la medicina moderna, aseveraba que el mar era muy eficaz para combatir enfermedades humanas. En esto se basa la Talasoterapia.

« Anteriores - Siguientes »