Ultrasonoterapia

Las vibraciones sonoras son beneficiosas para el sistema circulatorio

La ultrasonoterapia es una terapia que consiste en la aplicación de vibraciones sonoras con frecuencias superiores a los 20.000 Hz. con fines terapéuticos. El sonido se compone de una serie de compresiones, vibraciones mecánicas a través de la cual se propaga mediante movimientos ondulatorios. Su efecto sobre el cuerpo humano es por un lado, térmico y, por el otro, mecánico.

Los ultrasonidos pueden emitirse de manera continua o periódicamente interrumpidos. A través de la emisión continua se logra un efecto térmico, en tanto que la forma pulsada provoca efectos mecánicos. La ultrasonoterapia provoca -mediante el efecto mecánico- la movilización de los tejidos, comprimiéndolos y expandiéndolos a modo de un masaje. El efecto térmico provoca calor en los tejidos y a nivel celular, aumenta la permeabilidad de las capas celulares contribuyendo a su mejor funcionamiento.

Esta terapia beneficio notablemente el sistema circulatorio al provocar una vasodilatación y mejorando de este modo, la circulación sanguínea por las altas temperaturas. Este tipo de terapia solo se recomienda en casos aprobados por los especialistas. Las aplicaciones cortas provocan un efecto mecánico que resulta ideal para tratar procesos agudos e infecciones. La ultrasonoterapia es muy utilizada también para el tratamiento de afecciones radiculares, lesiones en las partes blandas, en ligamentos, hematomas etc.

| |

.

Comentarios de los lectores

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.